Archivos Mensuales: octubre 2011

Ciclo Formativo de Grado Medio en Peluquería, 2000 horas para dejar tu cabello genial

Estándar

Hacer el Ciclo Formativo de Grado Medio de Peluquería fue la mejor decisión que he tomado nunca. Me apasiona la belleza, siempre lo ha hecho. De bien pequeña, mientras mis amigas del colegio de inventaban historias de novios con las muñecas, a mí lo que más me gustaba era peinarlas con mil peinados distintos. En el patio jugaba a tener mi propio salón de belleza y peinaba a las niñas de mi clase (¡con peines de muñecas! ¡¡qué daño les haría!!). Se puede decir que es y ha sido siempre mi vocación.

Es por eso que cuando terminé la educación obligatoria decidí hacer el Ciclo Formativo de Grado Medio de Peluquería. Dudaba entre ponerme a trabajar o estudiar el ciclo formativo de grado medio porque mientras me acababa de sacar la ESO empecé a trabajar los fines de semana en una peluquería de ayudante. Allí estaba aprendiendo mucho y me daban la oportunidad de contratarme como ayudante a tiempo completo pero prefería seguir trabajando festivos y fines de semana y formarme haciendo un ciclo formativo de grado medio.

Tomé la decisión adecuada, no solo porque ahora tengo el título del ciclo formativo de grado medio sino porque me ha permitido adquirir conocimientos que difícilmente hubiera adquirido en la peluquería. No es que no aprendiera pero es lógico que mi jefa no podía pararse cada día a explicarme cosas nuevas con la de clientas que teníamos y eso en el ciclo formativo de grado medio sí lo aprendí.

Recomiendo a todo el mundo que quiera estudiar el ciclo formativo de grado medio en peluquería (y de hecho a quien quiera estudiar cualquier ciclo formativo de grado medio) que lo combine en la medida de lo posible con prácticas. A mí me fue muy bien porque en la peluquería podía aplicar cosas que estaba aprendiendo y en el ciclo formativo de grado medio podía exponer las dudas que me surgían al trabajar. De hecho mis ejemplos de cosas que nos pasaban en la peluquería eran famosos en clase.